Suma y sigue: 340 despidos en la UPC

Los despidos se extienden. El viernes 15  de marzo el Consejo de Gobierno de la Universidad Politécnica de Catalunya aprobó los presupuestos de 2013, que van a suponer 340 despidos. Vaya desde aquí todo nuestro apoyo y solidaridad.

340 personas en la calle, que se suman a los más de 200 asociados despedidos en los dos últimos años. Claro que estrictamente hablando a los asociados no se les despide, simplemente no se renuevan sus plazas. Por eso empezaron por ahí, porque era lo más fácil. Como vamos viendo, primero van a por el eslabón más débil, pero no paran ahí.

Mañana martes 19, los presupuestos pasarán por el Consejo Social. Para mostrar su rechazo, las Juntas y los Comités del PDI y del PAS  han convocado a todo el personal a las 8’30h de la mañana, a una asamblea-concentración en el edificio del Rectorado.

Por cierto, según las noticias, el Consejo Social UPC aprobó la destitución de su presidente, implicado en el caso Noos. Sí se puede. ¿Tenemos que esperar en la UPM a un escándalo así para empezar a revocar y destituir a quienes se prestan a asfixiar a la Universidad Pública? Ojalá que no.

Más información: http://cde.upc.edu/noticies/retallada-de-340-persones

http://www.setmanaridirecta.info/noticia/upc-demana-un-canvi-rumb

Advertisements

Lo que entienden nuestros “próceres” por optimización de recursos

This slideshow requires JavaScript.

Este era el ambiente hoy ante el Rectorado de la Politécnica de Madrid.  20 lecheras y decenas de policías para controlar a PAS, profesores y estudiantes que simplemente intentamos organizarnos y articular protestas y alternativas a los recortes. ¿¿¿A eso se refieren  cuando hablan de optimizar recursos??? ¿A acallar las justas reivindicaciones sociales con despliegues policiales? En este país de corrupción, sobres, estafas y robos de guante blanco, ¿no tiene nada mejor que hacer la policía?

No somos peligrosos, si pecamos de algo es de ingenuos. El Rector abrió un plazo de negociación imposible (¿de verdad alguien piensa que en una semana se podía alcanzar un acuerdo?) y la Comunidad universitaria, voluntariosa,  nos prestamos a preguntar por datos que nos negaron, a plantear alternativas que ignoraron, a hacer equivalencias entre retribuciones de altos cargos y costes salariales de las personas que quieren despedir. El resultado: se rechazaron prácticamente todas las propuestas, el Rector dio por cerrada la negociación y anunció que no permitiría asambleas ni concentraciones en el Rectorado. Tampoco le gusta la idea de que vayamos directamente a la Consejería. Parece a gusto en su papel de muro de contención al servicio de Lucía Figar, implacable con sus trabajadores.

Ver una de las notas de prensa donde se explica la situación.

Mañana viernes, de nuevo concentración a las 13.00 y el sábado a las 9.00.